MEDITACIÓN ZEN

La música Zen es un tipo de música lenta que propicia la quietud de los pensamientos. Este hecho nos ayuda a entrar en estados de meditación más profundos.

El predominio del ritmo lento y repetitivo contribuye a cambiar el tipo de ondas cerebrales que emite nuestro cerebro. Pasamos de un estado beta a un estado alfa. Dichas ondas son las que emitimos cuando estamos en paz, próximos al sueño.

Gracias a las notas musicales sostenidas durante un largo período ayuda a aquietar el ruido mental.