DORMIR PROFUNDAMENTE

Olvídate de contar ovejas. Escuchar música relajante para dormir no solo te ayuda a conciliar el sueño. Además, te lleva a un estado placentero de somnolencia haciendo que el sueño sea más profundo y reparador.

Según un estudio publicado por la National Sleep Foundation de Estados Unidos, los mayores de 45 años que escuchan música relajante antes de dormir alcanzan las fases más profundas del sueño más rápido y se despiertan menos veces durante la noche. En definitiva, presentan una mejoría en la calidad del sueño.

Sentirse más tranquilo y relajado tras escuchar una determinada melodía es una realidad. La música relajante ayuda a reducir la frecuencia cardíaca y la respiración, además de ello, bajamos la presión arterial y favorecemos la relajación de nuestros músculos.